Posteado por: Tono | junio 2, 2010

Baño de realidad

He tenido la suerte de compartir un rato con un grupo de jóvenes discapacitados de Baleares que han visitado el Parlamento Europeo gracias a la organización Amiticia.

Sus preguntas han servido para recordar que el sentido último de estar en las instituciones europeas es trabajar para el ciudadano, algo que ha veces se olvida en medio de la vorágine de reuniones, informes y viajes a las que obliga el trabajo en Bruselas.

Las preocupaciones de estos jóvenes no son el Tratado de Lisboa o si Turquía entrará en la UE algún día, sino cómo mejorar su vida y su integración en la sociedad.

En estos tiempos de crisis económica ven además como las ayudas públicas, que son clave para que asociaciones como Amiticia y su extraordinaria labor sigan adelante, son recortadas. Me pregunto si no se debería recortar de otras partidas, si por ejemplo en España no sobran algunos ministerios ocupados en asuntos que no tocan los problemas reales de los españoles como estos jóvenes de Baleares. Creo que la respuesta es más que evidente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: